accidente de coche

Según la Ley de Responsabilidad Civil, los conductores deben ceder el paso a peatones en caso de:

  • Estar frente a un paso peatonal señalado.
  • Estar frente a un cruce para entrar en otra vía con peatones cruzándola, incluso cuando no haya un paso peatonal marcado.
  • Estar frente a un cruce en un arcén por el que vayan peatones, incluso si no tiene zona peatonal señalizada.
  • Estar en una zona de recogida de pasajeros.
  • Estar frente a tropas en formación, comitivas organizadas y filas escolares.

La cuantía económica que se debe pagar en estos casos se calcula atendiendo al daño sufrido, valorando tanto los daños personales como los materiales. Son daños materiales aquellos relativos a objetivos del peatón que hayan resultados dañados; también los gastos en los que tenga que incurrir la víctima para recuperarse, como los gastos médicos.

 

Qué hacer si se sufre un atropello

  • Mantener la calma. Es importante retener la marca, modelo, color y matrícula del coche causante del siniestro, por si se diera a la fuga.
  • Llamar a la policía.
  • La víctima debe dar su propia versión a la policía en la zona del siniestro.
  • Registras los daños materiales generados por el accidente.
  • Requerir la asistencia médica si fuera necesaria intentando no mover las zonas del cuerpo en las que pudiera haber lesión.
  • Asegurarse que el informe médico de urgencias describe las lesiones y molestias de la forma más detallada posible. Es muy importante que un médico acredite en las primeras 72 horas las lesiones producidas por el accidente.
  • Guardar los informes médicos.

 

Tramitación de la indemnización

  1. La aseguradora del conductor será la responsable de abonar la indemnización. Para ello deberá disponer del atestado de tráfico efectuado por los agentes que se desplacen al lugar del accidente.
  2. La víctima debe enviar toda la documentación médica relativa a las lesiones sufridas y el tratamiento a seguir.
  3. La persona atropellada pasará por un perito, que estimará la cantidad que debe abonarse. Si el peatón circulaba correctamente y no ha tenido nada de culpa en el accidente, cobrará el 100% de la indemnización. En caso de que haya una concurrencia de culpas, la cuantía de la indemnización se reducirá según la parte de culpa que corresponda al peatón. Mientras que, si se estima que el accidente ha sido culpa del atropellado, no tendrá derecho a indemnización.
  4. Si la vía extrajudicial no da buenos resultados, siempre se puede acudir a la vía judicial, para determinar tanto el grado de culpabilidad de cada una de las partes del accidente. En este caso, es importante la gestión de un abogado especialista.
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This