El bonus:

El bonus es una retribución variable, que pagan algunas empresas a sus directivos y empleados para premiar el rendimiento profesional que han tenido durante ese ejercicio. Cada empresa es totalmente libre de establecer los criterios para abonar los bonus salariales y su regulación, tal como nos explica Rubén Gallego, socio de Área Laboral del despacho de abogados Celtibérica Abogados. Partiendo de esta premisa de falta de regulación en la legislación laboral española, las empresas que usan este tipo de retribuciones se enfrentan muchas veces con conflictos entre los trabajadores y sus empresas, que llegan en muchos casos a los tribunales. A partir de ese momento, tendrá que ser el juez, el que determine si el trabajador debe recibir este tipo de compensación o no.

Bonus

Bonus

Naturaleza jurídica del bonus:

Es sin lugar a dudas considerado salario, asegura Rubén Gallego. Y como tal, cotiza a la Seguridad Social, forma parte de la base sobre la que se calculan las indemnizaciones por despido, tributa fiscalmente y se rige por la jurisdicción de lo social.

Regulación: Lo más frecuente es que figuren sus términos y condiciones dentro del contrato de trabajo. Las grandes empresas y multinacionales suelen contar con normativa interna que fijan los criterios a la hora de pagar a sus empleados los bonus. No está regulado en la legislación española, aunque sí existen numerosas sentencias de los tribunales.

Este modelo retributivo tiene su origen en el mundo anglosajón,  pero los abogados laboralistas españoles advierten que al ser un modelo muy arbitral, nuestros jueces se lo van a cuestionar a menudo.

Derecho del trabajador a conservar el bonus 

El bonus es un complemento salarial y como tal se le otorga al empleado como incentivo a sus logros dentro de la empresa. No está vinculado a su antigüedad, ni al puesto que ocupa, sino que depende directamente de los parámetro que fije el comité directivo de la empresa como objetivos a conseguir por cada empleado. Por lo tanto si un empleado cambia de puesto dentro de la misma empresa podrá perder este incentivo o no. 

No es un complemento consolidable. Y tampoco es de carácter indefinido, sobre todo a la hora de calcular una indemnización por despido.

¿Qué puede condicionar el cobro del bonus?

Pueden existir dos tipos de condicionantes:

1- Los de fondo. Exigen el desempeño satisfactorio del trabajador; el cumplimiento de objetivos personales o de grupo y su vinculación a los resultados de la empresa. Cuando el cobro del bonus va ligado a objetivos de equipo, suele derivar en problemas de reparto de cobro

2- Los temporales. Por lo general la empresa exigirá para su cobro al meno un año completo trabajando dentro de la compañía.

¿Cuándo se cobran?

No hay ninguna regulación que obligue a una fecha concreta. Generalmente las empresas repartes los bonus entre sus empleados al final del primer trimestre del año siguiente al ejercicio completo en el que se ha devengado. En cuanto al espacio temporal, suelen ser anuales. Aunque los hay plurianuales, que se devengan a lo largo de varios ejercicios y no se cobran hasta el final del periodo establecido– con el fin de fidelizar la estancia del trabajador o directivo en la compañía.

¿Qué criterios se aplican para evaluar a un empleado?

Lo más común es establecer una serie de objetivos al principio del ejercicio para cada trabajador. Los criterios a evaluar serán varios, valorando por un lado la consecución de objetivos personales, así como los logros del equipo y la buena marcha de la compañía a nivel global.

¿Que problemas legales son los más comunes?

  • El primer problema que nos podemos encontrar es que la empresa no haya definido los objetivos de una forma concreta. En este caso, la jurisprudencia mayoritaria se suele decantar por el empleado al que no se le establecieron con suficiente claridad cuáles eran sus objetivos y por lo tanto le conceden el derecho al cobro del bonus.
  • Otro problema habitual consiste en la falta de controles a la hora de verificar el cumplimiento de los objetivos o los mecanismos de evaluación de un empleado.
  • Las dudas sobre si las pérdidas de la empresa afectarán a su cobro. Aquí el Tribunal Supremo se ha pronunciado justificando el impago del bonus si la empresa da pérdidas.
  • También podemos encontrarnos muchas ocasiones con litigios por no incluir esta remuneración a un empleado que es despedido a pesar de haber cumplido con todos los objetivos fijados para el a lo largo del año completo.

Si necesitas más información al respecto, llámanos o escríbenos y unos de nuestros abogados expertos en Derecho Laboral te atenderá. 

Tal vez te interese leer también sobre:

¿Presionado por tu jefe para que dejes la empresa?…Ésto también puede ser acoso laboral. 

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This