Te han dado la carta de despido. Es un hecho. No está en tu mano cambiarlo, pero existen herramientas para que la situación no te desborde y tenga el menor coste emocional posible para ti, transformando una situación que “a piori” resulta negativa en una situación positiva.

despido

PASOS A SEGUIR TRAS UN DESPIDO

  1. Asesoramiento Profesional 

Lo primero que debes hacer es buscar el asesoramiento de un abogado experto en Derecho Laboral, incluso si tu empresa aún no te ha entregado la carta de despido pero sospechas que es posible que lo haga. Es lo que se conoce como derecho preventivo, que en España lo utiliza una minoría de la población pero es una práctica que aumenta significativamente los resultados a la hora de defender un caso.

2. Copia de la carta de despido

La Empresa tiene que darte una copia de tu carta de despido. Antes de firmarla asegúrate de que tu empresa te da una copia de la carta de despido. Algunas empresas se niegan a dártela si no la firmas como conforme, pero es su obligación. Es importante a la hora de poder estudiar tu caso y calcular la indemnización que te corresponde.

3. Firma “No Conforme”

Puede que tu empresa te esté pagando lo que te corresponde legalmente o puede que estén tratando de ahorrarse una cantidad, pero te puede ayudar a la hora de interponer una reclamación.

4. Tienes 20 días (sin contar fines de semana y festivos)

Para poder reclamar ante el SMAC. No es necesario acudir con un abogado, pero sí muy recomendable. Nuestra experiencia nos ha demostrado que las personas que intentan solucionar estos asuntos sin estar debidamente asesorados suelen cometer errores que después es muy complicado revertir en su favor. Tu abogado estudiará tu caso particular, el tipo de despido, la indemnización que te corresponde y si tienes derecho a percibir algún tipo de prestación.

5. Mantén una actitud positiva

Una vez has puesto tu caso en manos de un abogado lo más importante, es afrontar el despido con una actitud positiva. Es lógico que ahora te sientas enfadado, triste, angustiado, impotente… pero deja a un lado esos sentimientos y Piensa en ti por un momento.

¿Estabas contento en tu puesto de trabajo?

¿Te sentías valorado?

¿Te motivaba la tarea que realizabas?

¿Había un buen ambiente de trabajo?

¿Crees que necesitas más formación para poder optar a un puesto de trabajo mejor?

¿Hace cuánto tiempo no disfrutas de unos días libres para ti?

¿Has dejado aparcado algún proyecto que te ilusionaba por falta de tiempo o de dinero?

¿Cuándo fue la última vez que te permitiste darte un capricho?

Lo que suponía. Debes pensar que comienza una nueva etapa en tu vida y que tienes la oportunidad de que las cosas cambien a mejor.

Muchos de las personas que contactaron con nosotros, nos han contado cómo gracias a las indemnizaciones que consiguieron pudieron aprovecharlas para abrir su propio negocio, para retomar sus estudios, perfeccionar algún idioma o decidieron especializarse en algún área que les ayudó a ascender en sus carreras profesionales.

Otros simplemente decidieron darse un tiempo para reflexionar, para descansar, para viajar o para pasar más tiempo con los suyos, incluso algunos decidieron darse un capricho antes de retornar a la vorágine del mundo laboral.

Por eso, si te han despedido busca asesoramiento, párate a pensar y consigue tus objetivos.

¡Empieza una nueva etapa!

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This