Año tras año, el balance de siniestralidad por accidentes de tráfico generalmente aumenta, no sólo en fallecidos, sino también en heridos hospitalizados. Ante esta situación es positivo plantearnos soluciones, tanto por parte de los propios conductores como de la propia administración, porque ¿qué responsabilidad tiene en los accidentes de tráfico? Nos referimos a la responsabilidad de las administraciones públicas por los accidentes ocurridos en las carreteras de su titularidad como consecuencia de una mala conservación, mantenimiento, señalización o construcción de las mismas.

accidentes

  • Falta o mala señalización de un peligro o riesgo cierto o habitual. La falta o mala señalización es una de las principales causas por las que puede imputarse responsabilidad de un accidente a la administración, tal y como se indica en el artículo 139.1 del Reglamento General de Circulación, señalando que es a ella a quien corresponde la debida señalización de las carreteras para minimizar los riesgos inherentes a la conducción. Un ejemplo muy común es cuando se sucede un tramo de carretera con heladas o hielo sin la correcta señalización. También puede sucederse el caso de animales o piedras en la calzada sin existir señal que lo indique.
  • Falta de mantenimiento y conservación de la vía. Este caso es muy parecido al anterior y también se encuentra indicado en el Reglamento General de Circulación y en la Ley sobre Tráfico. Pongamos el ejemplo de un vehículo que ha dejado una mancha de aceite en la calzada y que, durante 5 minutos, ha esparcido a su camino provocando que otro vehículo derrape y colisione, en este caos no podemos exigir responsabilidad de la Administración; no así, si dicha mancha hubiera permanecido durante 5 días en la calzada.
  • Deficiencias en la construcción de la vía y accesorios de seguridad. Hablamos de cuando existe algún defecto en el diseño de la vía, de sus elementos constructivos, de los elementos de seguridad que la rodean y de los instrumentos de ordenación del tráfico.

Por ello, ante un accidente de tráfico en el que no hay involucrado otro vehículo es importante valorar con un equipo especializado, la responsabilidad de lo ocurrido y tomar medidas si así fuera necesario

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This