¿Qué son los delitos de odio y cuáles son mis derechos si soy víctima de ellos?¿Puedo exigir una indemnización si me insultan a través una red social?

Vivimos en la era tecnológica. Pasamos horas conectados a nuestros smartphones haciendo consultas, leyendo comentarios, compartiendo información. Algo que a priori no tiene por qué tener ninguna connotación negativa. 

El problema viene de algunos comentarios ofensivos que hacemos o hacen de nosotros o nuestra marca. De la falta de respeto, los insultos, las calumnias, los comentarios discriminatorios sobre nuestro físico, raza, orientación sexual, tendencia política o cualquier otra circunstancia o condición social o personal.

¿Sale “gratis” insultar o amenazar en la red?

Hasta hace relativamente poco tiempo, muchas personas pensaban que podían poner cualquier tipo de opinión, en los términos que quisieran, aunque no fueran ciertos o fueran injuriosos o vejatorios,  realizarlos desde el anonimato. Comentarios que no harían generalmente en su vida, pero “escondiéndose” en el ámbito de internet, sin temor a ninguna sanción. Podemos encontrar cientos de este tipo de comentarios en la red. Algunos han sido virales por la persona a la que iban dirigidos. Políticos, famosos, deportistas, empresarios… pero lo cierto es que ninguno de nosotros estamos libres de ser víctimas de este tipo acciones dirigidas hacia nuestra persona, nuestros hijos menores o nuestra empresa o negocio.

Se han publicado las primeras sentencias que condenan a personas por amenazar, insultar o enaltecer el terrorismo en sus redes sociales. Además de la pena, que puede llegar a conllevar prisión en algunos casos,  en algunas sentencias se ha exigido al condenado disculparse públicamente, a cerrar sus cuentas en la red social correspondiente, e incluso a pagar multas para indemnizar a la víctima. También hay que tener en cuenta que la “huella digital” que se deja en la red con comentarios pueden causar otro tipo de repercusiones. Una mujer escribió en su cuenta de Facebook : «Escuchando a Arrimadas en el debate de T5 sólo puedo desearle que cuando salga esta noche la violen en grupo, porque no merece otra cosa semejante esta perra asquerosa». Además de la condena y sanción económica, su despido fue inmediato de la empresa donde trabajaba.

Cometer un delito de odio a través de una red social o un grupo de whatsapp se considera un agravante ya que se le dota de publicidad, una publicidad que escapa a la persona que ha publicado el comentario. El hecho de que estos delitos se estén cometiendo en internet conlleva que la difusión sea máxima y el perjuicio mayor y por tanto, también la condena. Las personas que cometen un delito de este tipo muchas veces ni siquiera saben que pueden estar cometiéndolo, pero la realidad es que está tipificado en nuestro Código Penal y la pena puede ser de uno a cuatro años de cárcel. Además conviene apuntar que cabe la posibilidad de que la condena obligue a la persona que profirió el comentario o simplemente lo compartió a pagar una indemnización por daños y perjuicios.

Cometer un delito de odio a través de una red social o un grupo de whatsapp se considera un agravante

Según el último Informe del Ministerio de Interior, presentado el pasado junio de 2016, los incidentes de odio hay crecido de una forma exponencial. Aún no están publicados los datos de 2017 y estos sólo muestran los casos en los que se interpuso una denuncia, por lo que podemos afirmar que el número desgraciadamente es mucho mayor.

Laura Rebolo, portavoz de la Policía Nacional, advierte que la mayor dificultad es distinguir si estamos hablando de meros insultos o mensajes que puedan constituir un delito de odio: “Hay comentarios que son socialmente reprochables y ofensivos, pero que no constituyen un delito”. Al denunciar, estarás permitiendo y ayudando a prevenir y evitar que estos incidentes puedan volver a repetirse. Incluso si no estás seguro de si el mensaje constituye un delito de odio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te orientaremos sobre cómo debes actuar.

¿Qué responsabilidad tienen la plataforma donde se publican estos mensajes?

Las principales empresas tecnológicas (Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft) han adoptado un Código de Conducta a seguir para erradicar y luchar contra la propagación a través de Internet de mensajes de odio. Por lo tanto lo primero que debes hacer si sufres un delito de este tipo es tratar de recabar el mayor número de pruebas posible, (no debes borrar los comentarios, ni entrar en las provocaciones). Ponte de inmediato en contacto con un abogado experto en derecho penal  para poder asesorarte.

En Celtibérica Abogados contamos con un equipo de letrados con experiencia en este tipo de delitos que te asesorará de la mejor forma.

Tal vez te interese también: Despido procedente y Redes Sociales

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This