El Divorcio Contencioso. Cuando no se llega a un acuerdo amistoso

Existen varias opciones para poder llevar a cabo un divorcio. Lo ideal o más sencillo es por la vía amistosa o de mutuo acuerdo pero cuando las partes no son capaces de llegara aun entendimiento deberán acudir al divorcio contencioso. Si este es tu caso y quieres saber qué pasos debes seguir, en este post te lo explicamos detalladamente.

Hay muchos motivos por los que una pareja puede decidir separarse. Incluso puede darse el caso de que solo uno de ellos quiera poner fin a la relación. Cuando eso ocurre, uno de los dos cónyuges puede solicitar el divorcio contencioso.

Divorcio Contencioso

Divorcio Contencioso

Qué es un divorcio contencioso

El divorcio contencioso, se produce cuando un miembro de la pareja solicita el divorcio al otro, pero éste no está dispuesto a concedérselo por alguna razón (sentimental, económica o legal generalmente). Podría darse también el caso de comenzar los trámites de divorcio de forma amistosa pero al no conseguir ponerse de acuerdo en los términos y condiciones sobre el Convenio Regulador, terminar por convertirse en un divorcio contencioso. En este caso, el divorcio será más largo que si hubiera sido de mutuo acuerdo o amistoso, ya que se tendrán que realizar más trámites que ralentizarán el proceso hasta lograr estar divorciado.

En ambas circunstancias, el cónyuge demandante tendrá que solicitar el divorcio judicialmente y el otro miembro recibirá una notificación con la demanda de divorcio. Ambos deberán aportar algunos documentos hasta conseguir que el juez designado emita una Sentencia.

La demanda del divorcio contencioso 

Como hemos explicado anteriormente el primer paso será presentar en el juzgado la demanda de divorcio contencioso que le será notificada a la parte contraria. Deberán haber transcurrido al menos 3 meses desde la celebración del matrimonio.

No será necesario respetar este plazo si se acredita la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos.

La demanda deberá incluir alguna información debidamente acreditada tales como: Certificado de Matrimonio y Certificados de nacimiento en el caso de que la pareja tenga hijos en común. En algunos casos el juzgado pedirá además que se acredite mediante algún documento, el domicilio habitual de la familia y si se van a reclamar pensión de alimentos, que se aporten justificantes de los gastos habituales de manutención de los menores.

Habrá que hacer un Poder Apud Acta o Poder General para autorizar a un abogado y a un procurador para que te represente en el procedimiento.

La demanda incluirá las peticiones de la parte demandante, que podrán ser de diversa naturaleza, como la Patria Potestad, la Guarda y Custodia, el Régimen de Visitas, o la Pensión Alimenticia de los hijos, en caso de haberlos. El Uso o Atribución de la Vivienda habitual, petición de Pensión Compensatoria, el Reparto de los Bienes comunes o gananciales… etc.

Actualmente no es necesario acreditar ningún motivo para solicitar judicialmente el deseo de divorciarse.

Aunque no se tengan hijos, si se acredita de alguna forma que uno de los miembros de la pareja quedará económicamente en una situación desfavorecida, se podrá solicitar también recibir una Pensión Compensatoria, pero será el juez quien decida si se concede finalmente o no.

La celebración del Juicio y la Sentencia

Una vez quede presentada la demanda, el juez la revisará y enviará una copia del documento al otro cónyuge, éste tendrá que presentar un escrito de contestación a la demanda donde alegará lo que estime oportuno. Con ambos testimonios en manos del juez, se fijará una fecha para el juicio oral.

Es importante recalcar que en un procedimiento de divorcio, si ambas partes consiguen ponerse de acuerdo en sus peticiones, se podrá paralizar el procedimiento contencioso en cualquier momento y firmarse un divorcio de mutuo acuerdo.

El día del juicio: Cada una de las partes deberá acudir acompañado por un abogado y procurador. El juez escuchará los testimonios de ambas partes para poder tomar una decisión.

La Sentencia: Transcurridos unos días (depende de la carga de trabajo del juzgado correspondiente) se notificará a las partes la sentencia de divorcio y los términos y condiciones del mismo.

Si estás pensando divorciarte de tu pareja, o tu pareja te ha manifestado su deseo de divorciarse y necesitas hacernos alguna consulta. Llámanos o escríbenos sin compromiso y uno de nuestros abogados expertos en temas de familia te ayudará a buscar la mejor solución para ti.

Te puede interesar leer también: “Atribución del uso de la vivienda”

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR
Share This