Abogado penalista

En Celtibérica Abogados pensamos que el derecho penal es una de las ramas más importantes dentro de la práctica de la abogacía. Por ello, en nuestros despachos de abogados de Madrid y Barcelona ponemos a su disposición a uno de los más selectos equipos de abogados expertos en derecho penal.

La importancia de contar con un buen abogado penalista recae en dos puntos fundamentales:

– En el derecho penal existe la posibilidad de que la condena recoja privaciones de libertad y eso bajo nuestra opinión es el peor de los resultados en un juicio.

– En derecho penal, además de existir las figuras de defensa y acusación, también interviene el Ministerio Fiscal, lo que hace más complejo llegar a un acuerdo entre las partes ya que aunque la acusación se retire del procedimiento, el Ministerio Fiscal puede proseguir.

¿Cuáles son las funciones de un abogado penalista?

El abogado penalista puede actuar como representación de la acusación o de la defensa.

– Su misión como acusación es solicitar al juzgado de instrucción todo tipo de diligencias (interrogatorios, periciales, etc) para el buen fin de la fase de instrucción.

Al mismo tiempo, podrá solicitar medidas cautelares en caso de que se consideren necesarias.

– Su misión fundamental cuando ejerce la defensa es conseguir la absolución de su cliente. Para ello, el abogado deberá desmontar los argumentos de la acusación mediante los recursos a su disposición para impedir la práctica de cualquier diligencia que pueda perjudicar la defensa o solicitar otro tipo de diligencias que beneficien en la defensa del acusado.

Tipos de Delitos

– Delitos Leves: Aquellos que sean de menor gravedad. No conllevan privación de libertad aunque si que podrán conllevar indemnización por responsabilidad civil derivada del delito y multas de distinta consideración.

-Delitos Graves: Son aquellos que por sus consecuencias son considerados como graves. No solo contemplan indemnizaciones y multas sino que también pueden conllevar condenas de prisión.

derecho

Otra de las grandes diferencias entre delitos es por la naturaleza del mismo. Dentro de la diferenciación de los delitos por su naturaleza, luego habría que identificar si son delitos graves o leves. Los principales son:

– Delitos contra la vida.

Estos delitos son conformados por el homicidio y el asesinato; las diferencias básicas, según el Código Penal, es la alevosía y ensañamiento en el caso del asesinato, agravando la pena hasta los veinticinco años de prisión. Cabe destacar también el caso del homicidio imprudente, ‘el que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años’.

– Delitos de lesiones.

El delito de lesiones se comete cuando se causa a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, con intención de causar dicha lesión. El Código Penal castiga con la pena de prisión de hasta tres años o multa de seis a doce meses, dependiendo de los agravantes correspondientes.

– Delitos contra la libertad.

Los delitos contra la libertad individual son aquellos tipificados en el Código Penal que tienen por objeto la privación de la libertad individual de las víctimas de este tipo de infracciones. Lo conforman la detención ilegal y el secuestro que, a diferencia del anterior, el infractor exige alguna condición para liberar a la víctima. Además, también son delitos contra la libertad las amenazas y el delito de coacciones que es impedir a otra persona que realice algo que la ley no prohíbe u obligar a que haga algo que simplemente no desea hacer.

– Delitos contra la integridad moral.

Regulado por el artículo 173 del Título VII del Código Penal, este delito consiste en infligir a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, con un castigo de pena de prisión de hasta dos años. Con la misma pena, serán castigados los que, en el ámbito laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen actos hostiles o humillantes.

– Delitos contra la intimidad.

Vulnerar la intimidad significa penetrar sin derecho en el ámbito ajeno de lo personal; la vulneración de ese espacio personal, se encuentra tipificado en el Código Penal y consiste en el descubrimiento y revelación de secretos.

– Delitos contra la salud pública.

‘El que, sin hallarse debidamente autorizado, elabore sustancias nocivas para la salud o productos químicos que puedan causar estragos’. Además, incluso hallándose autorizado para el tráfico de este tipo de sustancias, puede incurrir en delito la persona que los despache o suministre sin cumplir con la legislación respectiva.

– Delitos de tráfico o contra la seguridad vial.

Son delitos de este tipo el exceso de velocidad (más de 60 km/h en vía urbana y 80 km/h en interurbana), conducción bajo la influencia de alcohol o drogas, conducción temeraria, negativa a someterse a las pruebas de alcohol o drogas, creación de grave riesgo para la circulación y la conducción sin permiso.

– Delitos contra el honor.

Son aquellos que mediante la expresión de opiniones desacreditan la honorabilidad de una persona. La calumnia es la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad, puede tener pena de hasta 24 meses de cárcel en función de si se propagan con publicidad. La injuria, por el contrario, es la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona.

– Delitos de falsedad.

. Los delitos configurados dentro del epígrafe de ‘Falsedades Documentales’ se configuran en el Código Penal en los art. 390 y siguientes y lo conforman la falsificación de documentos públicos, oficiales, mercantiles, privados, certificados, tarjetas de crédito y cheques de viaje.

– Delitos contra la administración pública.

Se regulan en el Título XIX del Código Penal y, en su mayoría, son conferidos por una autoridad o funcionario público. Los más representativos son la prevaricación, el dictado injusto de una resolución arbitraria en un asunto público; el cohecho es cuando la autoridad que, en provecho propio o de un tercero, recibiere o solicitare favor o retribución de cualquier caso; por último, la malversación hace referencia a la sustracción, con ánimo de lucro, de los caudales o efectos públicos por parte de un funcionario o autoridad pública.

Instancias ante las que nuestros abogados penalistas le podrán representar:

– Asistencia a detenidos.

Si una persona es detenida y llevada a comisaria por haber cometido un delito, es fundamental contar con la gestión de un abogado penalista para seguir la estrategia de defensa más adecuada. La primera declaración es de gran importancia para el futuro del detenido, es más, no hay obligación para declarar tal y como lo establece el artículo 520.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Un detenido puede estarlo hasta 72 horas antes de pasar a disposición judicial, no podrá reunirse en privado con su abogado hasta que haya declarado y pedir un reconocimiento médico y conocer todos sus derechos.

– Asistencia en juicios rápidos por alcoholemia o violencia de genero.

Los juicios rápidos son los procesos penales por los que se enjuician los delitos castigados con pena privativa de libertad que no exceda de 5 años o bien cualesquiera otra cuya duración no exceda de 10 años. El proceso penal debe iniciarse con atestado policial. Han de ser delitos cuya investigación sea sencilla o aquellos que despiertan una especial sensibilidad social, como los delitos de violencia doméstica.

– Juzgados de Instrucción: asistencia en cualquier diligencia (declaraciones, ruedas de reconocimiento, etc).

Los juzgados de instrucción son órganos judiciales del orden penal a quienes corresponde la investigación de los hechos delictivos. El asesoramiento de un abogado en gestiones como declaraciones es de vital importancia, se trata del momento el que el detenido declara formalmente su inocencia o culpabilidad. Por otro parte, las ruedas de reconocimiento, se utilizan para confirmar la identidad de una persona que ha cometido un delito, la cual será señalada por un testigo o por la propia víctima del hecho delictivo durante el proceso.

– Asistencia ante los Juzgados de lo Penal.

Generalmente, los jueces y tribunales competentes para investigar y tramitar un proceso penal son los correspondientes al lugar en el que se ha cometido el delito. Si éste se desconoce, para determinar el juzgado o tribunal deberá atenderse al lugar: En el que se hayan descubierto las pruebas materiales del delito.

– Asistencia ante la Audiencia Provincial.

Son tribunales de justicia que abarcan una provincia y tienen su sede en la capital respectiva. Son órganos colegiados con competencia en los órdenes jurisdiccionales civil y penal. Las Audiencias Provinciales conocen de los recursos de apelación que se formulen frente a decisiones adoptadas por los órganos unipersonales de la provincia. En el orden penal, conoce del enjuiciamiento de los delitos que llevan aparejadas penas de mayor gravedad (para las que no son competentes los Juzgados de lo Penal). Un magistrado de la Audiencia Provincial, por orden de reparto, preside el tribunal del jurado.

– Asistencia ante la Audiencia Nacional.

Es un órgano jurisdiccional único en España con jurisdicción en todo el territorio nacional, constituyendo un Tribunal centralizado y especializado para el conocimiento de determinadas materias que vienen atribuidas por Ley. Fue creada en virtud de Real Decreto Ley 1/1977. En concreto, se ocupa de los delitos de mayor gravedad y relevancia social como son, entre otros, los de terrorismo, crimen organizado, narcotráfico, delitos contra la Corona o los delitos económicos que causan grave perjuicio a la economía nacional. Tiene competencia en el ámbito de lo penal, contencioso-administrativo y social.

– Asistencia ante el Tribunal Supremo.

Constituye la cúpula del sistema de impugnaciones y es, por tanto, el máximo responsable de la unidad de interpretación de la jurisprudencia en España. Se ocupa, entre otras cuestiones, de decidir los recursos de casación, revisión y otros extraordinarios, del enjuiciamiento de los miembros de altos órganos del Estado y de los procesos de declaración de ilegalización de partidos políticos.

Ámbito de actuación geográfico de nuestros abogados penalistas:

Los abogados penalistas de nuestro despacho asisten a los clientes, tanto en calidad defensa como de acusación, en todo el territorio nacional.

Celtibérica Abogados cuenta con más de 20 profesionales repartidos entre nuestras sedes de Madrid y Barcelona, siendo uno de los despachos de abogados con mayor crecimiento en los últimos años.

 

¿Te Asesoramos?

¡Cuéntenos su caso!

Contacto General Landings
Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR